Las montañas no quedan tan lejos - abasedebé
58732
post-template-default,single,single-post,postid-58732,single-format-standard,do-etfw,qode-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch child-child-ver-1.0.0,pitch-ver-1.5, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Las montañas no quedan tan lejos

Irene es estudiante del Grado de Multimedia de la Universidad Católica de València y decidió realizar sus prácticas en abasedebé desde febrero hasta mayo de 2020. Nos cuenta una alternativa para escapar del día a día.

Desconectar de la rutina muchas veces nos cuesta, al final es difícil dejar un poco aparcadas las responsabilidades y dedicar el mismo esfuerzo y dedicación a otras cosas o a nosotros mismos. Llamadas, e-mails, mensajes, redes sociales… es complicado incluso en nuestro tiempo libre despegarnos.

La suerte que tenemos de vivir en València es que nos ofrece un sinfín de posibilidades a lo largo, alto y ancho de toda la Comunitat. Muchas veces desconocemos o ignoramos las posibilidades que se nos ofrecen cerca de casa, las montañas pueden ser una de ellas. A pocos kilómetros de la ciudad podemos encontrar infinidad de paisajes y entornos verdes. Poder hacer deporte, pasear o simplemente pasar el día en el medio natural es una buena forma de aparcar nuestra rutina diaria. Es conocido por todos los grandes beneficios que esto nos trae, más allá de nuestra salud física y mental. Potenciar la actividad física, el cuidado del medio ambiente, la concienciación ecológica… son valores que aprendemos y que luego son aplicables para nuestra vida diaria.

Es una suerte poder crecer con esto desde que somos pequeños, y no se necesita mucho más que nuestras propias piernas y desplazarnos unos pocos kilómetros. La Serra d’Aitana, la Calderona, la de Bernia, Javalambre, Corbera, Peña Rubia, Espadán, Irta, Penyagolosa… Y así una lista larguísima de sierras y montañas que se pueden adaptar a nuestras inquietudes.

Es tan fácil como recopilar un poco de información, coger el coche con tu familia o amigos y ponerte en marcha. Una muy buena opción también sería investigar un poco en tu localidad,
existen infinidad de clubes y asociaciones de montaña donde seguramente encuentres gente con tus mismas inquietudes.

¡Quizás es ahora en tiempo de confinamiento un buen momento para planear futuras escapadas!

No Comments

Leave a Comment: